El Museo Picasso de Málaga

Málaga tiene algunos personajes famosos nacidos en la provincia, pero sin lugar a duda, el malagueño más universal es el pintor Pablo Picasso, el creador del cubismo, uno de los mejores pintores del siglo XX y un pintor que tiene un puesto entre los mejores artistas de la historia.

picasso-museo

¿Cómo comienza el Museo Picasso?

El museo comienza su andadura en 1953, cuando el Delegado de Bellas Artes de la Provincia de Málaga decide ponerse en contacto con Picasso. Juan Temboury, que así se llamaba el delegado, inicia unos tímidos contactos con el artistas, pidiéndole que done un par de obras de cada estilo para el museo que le querían hacer en su ciudad natal.

Cuando Picasso recibe la petición se emociona y decide colaborar, de modo que responde que no se va a limitar a enviar las obras que le piden, sino que enviará dos camiones con sus obras, para que el museo abra.

De esta manera, parecía que España, como por otra parte era lo natural, iba a tener el primer museo mundial dedicado al artista, en su tierra. Sin embargo, las autoridades del momento, franquistas, pararon el proyecto.

La razón fue política, ya que este artista vivía en Francia debido a que era comunista, una ideología que no tenía lugar con la dictadura franquista en plenitud, lo que hizo que este proyecto quedase abandonado durante años.

¿Cuándo se retoma el Museo Picasso?

El proyecto tiene que esperar varias décadas para volver a ponerse en marcha, ya con el artista muerto. En concreto, los contactos se retoman en 1992, siendo una nuera de Picasso la que se pone en contacto con las autoridades malagueñas, debido a dos exposiciones videos porno que se hacen sobre el autor en el inicio de la década de los noventa.

Así, cuatro años más tarde, en 1996, se comienza con el proyecto que culmina en 2003, cinco décadas más tarde, con la inauguración del Museo Picasso, un museo que podría llevar más de cincuenta años en Málaga de no haber sido por el régimen franquista, pues el autor estaba entusiasmado con la idea de tener un museo propio en su ciudad.

El museo de abre en el Palacio de los Condes de Buenavista

El museo no podía estar en cualquier sitio de , por lo que las autoridades buscaron un edificio singular y lo encontraron en el Palacio de los Condes de Buenavista, un inmueble del siglo XVI de tipología renacentista, perfecto para ser el Museo Picasso.

El edificio se remodeló para convertirse en un museo, con accesos adaptados para todo el mundo y un interior propio del siglo XXI, aunque respetando al máximo la tipología de un edificio que tiene ya alrededor de cinco siglos de historia.

Además, en el edificio se hicieron varias estancias, pues en él no sólo se pueden ver las obras del pintor, más de 200, sino que también hay una  biblioteca sobre el pintor, para que los estudiosos de su obra puedan acudir allí a aprender más sobre él  y un auditorio, en el cual se dan todo tipo de charlas sobre Picasso y sobre el arte contemporáneo en general.

En las obras se descubrieron diferentes restos arqueológicos, que los arquitectos han conservado y que ahora se pueden ver gracias a una pasarela y a una iluminación puesta específicamente para que los visitantes que buscan arte contemporáneo puedan apreciar los restos de lo fue la ciudad de Málaga hace muchos siglos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *